¿Vas a alquilar una vivienda? Este artículo te interesa. 


En la mayoría de contratos de alquiler se incluyen muchas cláusulas que van en contra de los derechos de los inquilinos, y tal y como establece la LAU, dichas cláusulas son abusivas.


Al analizar las cláusulas de un contrato de arrendamientos y su posible carácter abusivo debe diferenciarse si dicha cláusula afecta al inquilino o al propietario. Pues cualquier renuncia o cláusula que pueda perjudicar al inquilino contraviniendo lo dispuesto en la LAU será abusivo, no así si es el propietario quien renuncia a derechos, como por ejemplo fijar una duración superior a 3 años, que en principio sería una cláusula válida.

La práctica habitual por desgracia es que en muchos contratos de arrendamientos nos encontremos cláusulas perjudiciales para los inquilinos las cuales resultan nulas

¿Cuáles son dichas cláusulas?

Las cláusulas más frecuentes son:

  • Duración del contrato. La LAU establece un plazo mínimo de tres (3) años con derecho a un prorroga legal de un (1) año de los contratos otorgados con posterioridad al 6 de junio de 2013. Pues es frecuente encontrarnos con cláusulas que ijar una duración inferior al de 3 años, resultando dicha cláusula nula.

  • Desistimiento del contrato de arrendamiento. Es frecuente encontrar cláusulas que obligan al inquilino a un (1) año de permanencia en la vivienda, cuando la Ley establece que se puede desistir del contrato transcurridos los seis (6) primeros meses. Asimismo, también es frecuente encontrarnos con cláusulas que fijar una indemnización para caso de desistimiento superior a una mensualidad por año que reste por cumplir, siendo dicha cláusula nula.

 

  • Revisión semestral de la renta. Otra cláusula que nos encontramos en algunos contratos es que fija una revisión semestral de la renta, siendo nula dicha cláusula, pues la Ley establece que la renta se actualizara de forma anual al cumplirse cada año contractual. Y, en caso de no establecerse nada al respecto en el contrato, no se aplica la revisión de la renta.

 

  • Actualización de la fianza. La fianza se puede actualizar, SI, pero una vez transcurridos los tres (3) primeros años del contrato, siendo nulas las cláusulas que establezcan una actualización de la fianza anterior a los tres (3) años.

 

¿Qué sucede si tengo una cláusula abusiva en mi contrato de arrendamiento?

Debes tener en cuenta que solo los Jueces pueden declarar la abusividad, y por tanto, nulidad de una cláusula. Por lo tanto, será necesario acudir a los Tribunales para obtener dicha nulidad. Debe tenerse en cuenta, que el hecho de que haya una cláusula abusiva esto no inválida la totalidad del contrato sino solo la cláusula abusiva.

Por ello, en Picón Abogados, recomendamos que antes de subscribir un contrato de arrendamiento, se solicite una copia del mismo con anterioridad a la firma para revisar bien el mismo y acudir a un abogado especializado para asegurarse que el contrato es conforme con la legalidad vigente. Como dice el dicho ¡más vale prevenir que curar! Recuerden que con la consulta con un abogado se pueden ahorrar problemas futuras con su contrato de arrendamiento.


En Picón Abogados tenemos una larga experiencia en el mundo inmobiliario, podemos ofrecerte un buen asesoramiento sobre tu contrato de arrendamiento. ¡No lo dudes, llámanos!


Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

© 1992-2018 PICON ABOGADOS - Tu Bufete de Abogados en Barcelona | Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho

logo-footer

PUEDES SEGUIRNOS EN:                   

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.