CONTRATO DE ARRENDAMIENTO 

RECUPERAR LA VIVIENDA ALQUILADA POR NECESIDAD


Tras la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (en adelante, LAU) se establece que el inquilino tendrá derecho a una prórroga forzosa del contrato de arrendamiento hasta un plazo de 5 años, o de 7 años si el arrendado es una persona jurídica.

Debe tenerse en cuenta que los contratos anteriores a marzo de 2019, fecha de entrada en vigor de la última reforma, sujetos a la reforma de junio de 2013, el plazo de prórroga solamente era de 3 años.

Las prórrogas forzosas son opcionales para el inquilino y obligatorias para el propietario.

En caso de que el inquilino no dese que se prorrogue el contrato hasta el plazo mínimo legal, debe notificarlo al propietario con almenos 30 días de antelación a la fecha de finalización del contrato o de su prorroga.


La posibilidad de recuperar la vivienda por necesidad 

No obstante lo anterior, la LAU en el artículo 9.3 prevé la necesidad de vivienda permanente del arrendador o de sus familiares como una causa de denegación de la prórroga forzosa del contrato.

Para que opere la causa de necesidad, con la nueva regulación, debe pactarse expresamente en el contrato esta posible causa de necesidad, en caso contrario no produciría efectos.

Para recuperar la vivienda por esta vía es determinante el plazo que se pacte en el contrato, pues solo se podrá hacer una vez transcurrido el primer plazo contractual.

Es decir, si el arrendamiento se ha establecido por un plazo de un año, el propietario podrá alegar la causa de necesidad para no prorrogar el contrato de arrendamiento. En cambio, si el plazo contractual inicial es de 5 años, el propietario no podrá invocar la causa de necesidad para desahuciar el inquilino, pues aún está en plazo contractual.

La necesidad de vivienda puede ser del mismo arrendador o de su conyugue o pareja de hecho en supuestos de separación o divorcio, o para sus ascendientes o descendientes en primer grado.

¿Cuál es el procedimiento a seguir?

El arrendatario deberá notificar al arrendatario la necesidad de vivienda, especificando la persona que tiene dicha necesidad, es decir si es el arrendador o algún familiar. La Ley no exige especificar la causa de necesidad, por ejemplo, divorcio, aunque es recomendable que se haga y se proporción información al respecto al inquilino.

El plazo para efectuar dicha notificación es de 2 meses de antelación a la fecha en que la vivienda se vaya a necesitar.

El inquilino dispondrá de un plazo de 2 meses desde la recepción de la notificación para entregar la vivienda, salvo pacto en contra entre las pares.

Si el inquilino no desalojara la vivienda en ese plazo, el arrendador puede ejercer una acción de resolución de contrato por necesidad para recuperar la vivienda.

No solamente el inquilino tiene un plazo para entregar la vivienda, sino que el arrendador o el familiar necesitado también disponen de un plazo para ocupar la vivienda, es decir, tiene 3 meses desde el desalojo para ir a vivir a la vivienda, siendo necesario que vaya la persona que ha solicitado la misma por razón de necesidad.

En caso de no ocuparse la vivienda dentro del plazo de 3 meses, sin que concurra fuerza mayor, el inquilino tendrá derecho a:

  • Derecho a un nuevo contrato de arrendamiento con las mismas condiciones contractuales y con una duración de hasta 5 años o, 7 años en caso de propietaria persona jurídica. Asimismo, también tendrá derecho a reclamar los gastos ocasionados por el traslado (traslado y mudanza, diferencia de rentas abonadas por el nuevo alquiler) .

  • En caso de no optar para retornar en la vivienda y realojo, el inquilino tendrá derecho a una indemnización consistente en el importe de una mensualidad de renta por cada año que reste por cumplir hasta llegar al plazo de 5 o 7 años.

 


Tanto si eres propietario como inquilino es importante que te asesores bien de tus derechos y la mejor forma de redactar el contrato de arrendamiento para salvaguardar tus intereses, más aun teniendo en cuenta las últimas reformas en materia de arrendamientos.

 

Valora nuestro contenido:
  1. 2 junio, 2019

    Buenos días,

    Entiendo que la cláusula de necesidad opera tras el transcurso de 1 año.
    Independientemente de la duración del contrato o de cualquiera de sus prórrogas.

    9.3 LAU:

    Una vez transcurrido el primer año de duración del contrato y siempre que el arrendador sea persona física, NO procederá la prórroga obligatoria del contrato.

    Siempre que, al tiempo de su celebración, se hubiese hecho constar en el mismo, de forma expresa, la necesidad para el arrendador de ocupar la vivienda arrendada ANTES del transcurso de cinco años para destinarla a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

    Muchas Gracias

    Pablo Gallego Zayas
    Licenciado en Derecho

    • 3 junio, 2019

      Apreciado Pablo,
      Primero de todo siempre debe verse la fecha de otorgamiento del contrato de alquiler. En el artículo hablamos sobre la regulación actual tras la reforma realizada en el mes de marzo, en las anteriores reformas no se regulaba exactamente igual.
      En cuanto a la regulación actual, debe estarse al plazo que se ha otorgado el contrato, es decir, si el contrato se ha otorgado con una duración de un (1) año, sin perjuicio de las prórrogas, en este caso, se podrá solicitar la vivienda por necesidad una vez transcurrido este año contractual. En cambio, si se hubiera otorgado por 5 años, entendemos que no podría solicitarse la vivienda por necesidad hasta el transcurso de dicho plazo.
      Efectivamente, en la regulación actual, debe hacerse constar EXPRESAMENTE en el contrato la posibilidad de recuperar la vivienda por razón de necesidad, en caso contrario, no es operativo.
      Saludos cordiales.

Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

© 1992-2018 PICON ABOGADOS - Tu Bufete de Abogados en Barcelona | Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho

logo-footer

PUEDES SEGUIRNOS EN:                   

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.