FALLECIMIENTO  INQUILINO

¿QUÉ SUCEDE CON EL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO?

En el caso de que durante la vigencia del contrato de alquiler fallezca el arrendatario, más comúnmente conocido como el inquilino, la LAU regula las personas que pueden subrogarse en su lugar y continuar con el arrendamiento.

El presente artículo se elabora conforme a la regulación contenida a la LAU tras la última reforma de 6 de marzo de 2019. Para contratos anteriores, consultar la legislación vigente en cada momento.

.


¿Quién tiene derecho a subrogarse?

Las personas que tienen derecho a subrogarse son las que se indican a continuación y en el siguiente orden:

  1. Cónyuge o pareja de hecho que haya convivido como tal durante los dos años anteriores, excepto que tengan hijos en común que no se exige período de convivencia mínimo.

  2. Padres que hubieran convivido con él los últimos 2 años, y mayores de 70 años.

  3. Hijos o descendientes (en caso de haber más de uno, tendrá preferencia el más próximo en grado).

  4. Otros ascendientes

  5. Los hermanos

  6. Los tíos y sobrinos, si sufren la minusvalía igual o superior al 65 % y habían convivido con él los últimos 2 años.

En caso, de no existir ninguna de las personas anteriormente relacionadas, el contrato quedaría extinguido a la muerte del inquilino.

En cambio, si se procede la subrogación, el contrato seguirá vigente en los mismos términos y efectos.

 .


¿Se puede excluir en el contrato al facultad de subrogación por fallecimiento inquilino?

No obstante la anterior lo anterior, cuando la duración del contrato sea superior a 5 años o 7 años en caso de persona jurídica (anteriormente 3 años), se puede pactar en el contrato que no habrá derecho de subrogación en caso de fallecimiento, pero solo cuando se den las siguientes circunstancias:

  1. El fallecimiento se produzca una vez transcurridos los 5 primero años, o 7 si es persona jurídica:

  2. Que el arrendamiento se extinga a los cinco años, o siete años si el arrendador fuera persona jurídica) cuando el fallecimiento se haya producido con anterioridad.

No obstante, dicho pacto de renuncia sería nulo en caso de que las personas que pudieran ejercitar este derecho de subrogación:

  1. Se encuentren en situación de especial vulnerabilidad.

  2. Sean menores de edad.

  3. Tengan discapacidad

  4. Personas mayores de 65 años.

.


¿Cómo debe proceder para subrogarse en el contrato?

 Se debe notificar al propietario en un plazo máximo de 3 meses desde el fallecimiento del inquilino la voluntad de subrogarse ene l contrato de arrendamiento. Dicha comunicación debe hacerse por escrito, adjuntado la siguiente documentación:

  • Certificado literal de defunción.

  • Datos y grado de parentesco (Por ejemplo, certificado literal de nacimiento y/o libros de familia).

.


¿Qué pasa si no se comunica nada al propietario?

Transcurridos los 3 meses desde el fallecimiento inquilino , el propietario podrá solicitar la resolución del contrato de arrendamiento.

¡Atención! Si eres un familiar que tiene derecho a subrogación y no estás interesado, debes comunicar al propietario tu renuncia a la subrogación en dicho plazo de 3 meses, en caso contrario el propietario puede reclamar de forma solidaria a todos los familiares el pago de las rentas de esos 3 meses.

Por tanto, en caso de no querer subrogarse, es importante que procedan a notificar dicha renuncia por escrito y en el plazo legal, para liberarse de posibles reclamaciones económicas ligadas al contrato de alquiler del familiar fallecido.


Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

© 1992-2018 PICON ABOGADOS - Tu Bufete de Abogados en Barcelona | Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho

logo-footer

PUEDES SEGUIRNOS EN:                   

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.