DESISTIMIENTO ALQUILER Y CORONAVIRUS

DESISTIMIENTO ALQUILER Y CORONAVIRUS

¿Cómo rescindir el contrato del arrendamiento sin pagar indemnización?

La fuerte crisis económica después de los meses de confinamiento está afectando a muchas familias, tanto a los autónomos por la bajada sustancial de facturación de los comercios, como a los trabajadores que están afectados por ERTE o por despidos masivos. Ante esta situación, muchos plantean buscar una nueva vivienda con un alquiler más barato y asequible, cuando los propietarios no están dispuestos ni rebajar el precio de alquiler ni condonar ninguna cantidad.

Antes de buscar un nuevo piso, los arrendatarios empiezan a revisar las cláusulas del contrato y observan que, en algunos contratos, hay una cláusula muy importante en el contrato que les impide seguir adelante:

“El arrendatario podrá desistir del contrato de arrendamiento una vez transcurridos los 6 primeros meses y deberá indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que quede por cumplir”.

En primer lugar, debemos conocer en qué consiste “DESISTIMIENTO DEL CONTRATO”, que es la facultad de dejar sin efecto un contrato celebrado, sin necesidad de justificar la decisión.

Lo primero que debemos verificar son las cláusulas de nuestro contrato, pues únicamente se podrá exigir la indemnización si está expresamente previsto en el contrato y si dicha indemnización se ajusta a la indemnización máxima fijada por el artículo 11 de la LAU.

En el caso que, en el contrato, exista efectivamente dicha cláusula, llegados hasta aquí muchos preguntarían

¿Si tengo el derecho de desistimiento por qué motivo me exigen indemnización por ejercer este derecho?

Este conflicto se podría evitar si antes de firmar hubieras asesorado a un abogado profesional, ya que la indemnización a favor del arrendador por el desistimiento no es obligatoria en nuestro derecho. No obstante, si las partes hayan pactado esta cláusula expresamente, el arrendatario está obligado a abonar la indemnización. Es un derecho que otorga la Ley de Arrendamiento Urbano, no obstante, el acuerdo de las partes prevalece sobre la ley, siempre que no se trate de una indemnización abusiva.

Este es el dilema que se encuentra muchos de los arrendatarios, por un lado, no puede abandonar el inmueble porque hay una cláusula de penalización y no quieren perder la fianza en este momento de crisis; por otro lado, están interesados en otro inmueble con una renta mucho más ajustada a su situación personal.

Ante esta situación, recomendamos que lleguen un acuerdo con el propietario, notificando la decisión respetando el preaviso establecido en el contrato de arrendamiento y contactar con un profesional para resolver el contrato según las exigencias de la ley, evitando mayores perjuicios para el día de mañana.

Pues, algunos propietarios si son conscientes de las dificultades para pagar el alquiler de la vivienda, quizás estén dispuestos a resolver el contrato sin exigir el pago de dicha indemnización, eso sí, este acuerdo debe formalizarse por escrito, en el documento de resolución, debe hacerse constar la renuncia expresa de la propiedad a exigir la indemnización por desistimiento.

Si desea más información sobre el DESISTIMIENTO DEL CONTRATO DE ALQUILER, le recomendamos la lectura del otro artículo publicado en el Blog, haciendo clic aquí.

DESISTIMIENTO ALQUILER Y CORONAVIRUS

¡Picón Abogados su despacho de abogados en Barcelona de confianza!

DESISTIMIENTO ALQUILER Y CORONAVIRUS

Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

©1992-2020 Picón Abogados - Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho.

logo-footer

Síguenos en:

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.