Derechos hereditarios del cónyuge viudo

En el artículo de hoy, vamos a hablar de los derechos hereditarios del cónyuge viudo o conviviente estable de pareja.

Para poder reclamar los derechos hereditarios, es necesario que el cónyuge viudo no este divorciado, separado legalmente o de hecho en el momento del fallecimiento. Lo mismo cabe decir de la conviviente, es necesario que se mantenga la convivencia estable en el momento del fallecimiento.

Estos derechos hereditarios del cónyuge viudo o conviviente viudo, se podría dividir en dos grandes categorías:

  1. Derechos generales;

  2. Derechos especiales, siendo distintos los derechos hereditarios en este último caso en función de si estamos ante una sucesión testada o una sucesión intestada.

En primer lugar, vamos a analizar brevemente los derechos generales que el CCCat reconoce al cónyuge o conviviente viudo con independencia del tipo de sucesión:


El año de viudedad

El año de viudedad podría definirse como un “derecho de uso” de constitución legal, que se reconoce al cónyuge o conviviente estable viudo, el cual consiste en el derecho a usar durante un (1) año la vivienda familiar y a ser alimentado a cargo del patrimonio hereditario a fin de mantener el mismo nivel de vida, siempre y cuando el cónyuge o conviviente no le corresponda un derecho de usufructo universal en la herencia del fallecido.

Este derecho se pierde si el cónyuge o el conviviente, durante ese año,

  • Contraer nuevo matrimonio con un tercero.

  • Mantener una relación estable de pareja con un tercero.

  • Abandono o incumplimiento de los deberes inherentes a los hijos.

Este derecho se encuentra regulado en el artículo 231-31 del Código Civil de Cataluña, en el Libro II relativo a la Familia, y no en el Libro IV relativo a las sucesiones.


Derecho al ajuar de la vivienda familiar

Otro derecho sucesorio del cónyuge o conviviente viudo que encontramos regulado en el Libro II es precisamente el derecho al ajuar familiar, este derecho consistente en que corresponde la propiedad del ajuar de la vivienda familiar al cónyuge o conviviente viudo, no se computa en la herencia.

Cuando hablamos de ajuar familiar nos referimos a la ropa, mobiliario, utensilios que formar el ajuar de la vivienda. No quedan incluidos dentro de este concepto las joyas, elementos de extraordinario valor, objetos artísticos o históricos.


Una vez vistos los derechos hereditarios del cónyuge viudo generales, vamos a entrar a analizar los concretos derechos que puede tener el mismo en función de si estamos ante una sucesión testada o intestada.

No obstante, antes de entrar en el tema, debemos indicar que, en Cataluña, a diferencia de lo que sucede en el Código Civil Español, el cónyuge viudo NO tiene derecho a la legítima, por lo que no es un derecho hereditario del cónyuge viudo ni del convivente viudo.


DERECHOS HEREDITARIOS CÓNYUGE VIUDO EN LA SUCESIÓN TESTADA

La sucesión testada es aquella en que el causante fallece habiendo otorgado un testamento.

Para averiguar si ha otorgado testamento, y, por lo tanto, poder determinar nuestros derechos hereditarios, deberemos solicitar el Certificado de Últimas Voluntades, que es el documento que nos dice si una persona ha otorgado o no testamento, y en caso de haberse otorgado, constará el Notario y fecha de otorgamiento.

Si ya disponemos de dicho testamento y hemos verificado que hay testamento, nuestros derechos hereditarios dependerán de lo que haya dispuesto el causante el mismo, pues el mismo puede haber designado heredero el cónyuge, haberle hecho un legado, o incluso, no haberle dejado nada.

Asimismo, en este caso, también puede existir el derecho a la cuarta viudal, que es aquel derecho que tiene el cónyuge viudo o conviviente viudo que no tenga recursos suficientes para satisfacer sus necesidades, reconociéndose al mismo el derecho a obtener de la herencia la cantidad necesaria para cubrir sus necesidades hasta el límite de ¼ parte. En un artículo aparte, vamos a analizar de forma detallada el derecho a la cuarta viudal.


DERECHOS HEREDITARIOS DEL CÓNYUGE VIUDO EN LA SUCESIÓN INTESTADA

En el caso de que no haya testamento, es la Ley quien determina las personas que tienen derechos a la sucesión de una persona. En estos casos, es necesario hacer la declaración de herederos.

En el caso de existir hijos, o descendientes de estos, los herederos serían los hijos, en cuyo caso la Ley reconoce al cónyuge viudo un derecho de usufructo de la herencia.

En este caso, la Ley permite la “conmutación del derecho usufructo”, por una parte, alícuota de la herencia y el derecho de uso de la vivienda familiar, disponiendo de un plazo de un año para solicitar dicha conmutación. En otro artículo veremos, con mayor detalles dicha conmutación.

Y, en caso de no haber hijos, ni descendientes de estos, el heredero sería el cónyuge o conviviente viudo.


Derechos hereditarios del cónyuge viudo

¡Picón Abogados su despacho de abogados en Barcelona de confianza!

Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

©1992-2020 Picón Abogados - Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho.

logo-footer

Síguenos en:

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.