EXPEDIENTE DE DOMINIO

INMATRICULACIÓN DE FINCAS

Los expedientes de dominio se encuentra regulados en los artículos 199 a 202 de la Ley Hipotecaria, así como en el Reglamento Hipotecario que los desarrolla. Los expedientes de dominio tiene como objetivo lograr la concordancia entre el Registro de la Propiedad y la realidad física y jurídica extrajudicial.

Los expedientes de dominio se pueden englobar en tres grandes grupos:

  1. Inmatriculación de fincas no inscritas en el Registro de la Propiedad, cuando dichas fincas no constan inscritas a favor de ninguna persona y/o entidad en el Registro.

  2. Reanudación del trato sucesivo, es decir, para poder inscribir la adquisición del bien de una persona que no constaba en el Registro de la Propiedad como el último titular registral.

  3. Exceso de cabida, es decir, para inscribir en el Registro de la Propiedad que la superficie real de una finca es superior a la que consta en el propio Registro de la Propiedad.

En el artículo de hoy nos vamos a centrar en el primer tipo de expediente de dominio, en la INMATRICULACIÓN DE FINCAS NO INSCRITAS EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD.

El supuesto que analizamos hoy es aquellos casos en que una persona adquiere la propiedad de una finca y dicha finca no consta inscrita en el Registro de la propiedad, que es lo que se conoce como inmatriculación de fincas. En estos casos, debes saber que hay un proceso específico para lograr que dicha finca no inscrita pueda tener acceso al Registro de la Propiedad e inscribir la misma a nombre de su titular, por lo tanto, para lograr dicho fin se deberá instar un expediente de dominio.

El expediente de dominio de inmatriculación de fincas no inscritas se encuentra regulado en el artículo 203 de la Ley Hipotecaria. Esta expediente de dominio debe tramitarse ante el Notario del lugar donde este ubicada la finca que se quiere inscribir.

 

Número uno fondo rojoEl procedimiento se inicia mediante una solicitud escrita, a la cual debe acompañarse una serie de documentación, tales como:

 

  • El título de propiedad de la finca que se pretende inscribir.

  • La certificación catastral descriptiva y grafica de la finca en cuestión.

  • Identificación de los derechos constituidos sobre la finca, como podrían ser las cargas y gravámenes.

  • Identificación de los poseedores de la finca y, en su caso, del arrendatario.

.

INMATRICULACIÓN DE FINCASTras la presentación de dicha petición, el Notario levantará un acta, incorporando la documentación anteriormente mencionada, remitiendo copia de la misma al Registrador de la Propiedad competente, a fin de que el Registrador de la Propiedad expida una certificación sobre la no inscripción de la finca y para que, en su caso, practique la anotación preventiva de la pretensión de inmatriculación.

 

 

.

Número 3 fondo amarilloEl Registrador de la Propiedad, en un plazo de 15 días, expedirá la certificación acreditativa de falta de inscripción de la finca y practicara la anotación preventiva, que tendrá una vigencia de 90 días, pudiéndose prorrogar hasta un plazo máximo de 180 días. En caso de no cumplirse los requisitos, extenderá nota de denegación de la anotación solicitada y se procederá al archivo de las actuaciones.

 

 

.

INMATRICULACIÓN DE FINCASTras la anotación preventiva, el Notario deberá comunicar la pretensión de inmatriculación a todas las personas que puedan tener interés, como titulares de cargas, derechos o acciones que puedan gravar la finca que se pretende inmatricular, a aquel de quien proceda la finca o sus herederos, al titular catastral, al poseedor de hecho de la finca, así como al Ayuntamiento en que radique la finca, para que puedan comparecer en el expediente y hacer valer sus derechos. Asimismo, también se publicara un edicto en el BOE comunicando el expediente de inmatriculación de la finca.

 

 

.

INMATRICULACIÓN DE FINCASCualquier interesado podrá en el plazo de un mes presentar un escrito de oposición ante el Notario y aportar pruebas escritas de su derecho. En caso de presentarse oposición, el Notario dará por finalizado el expediente y archivara las actuaciones, informando al Registro de la Propiedad para cancelar la anotación preventiva, de modo que en este caso, el solicitante deberá acudir a los Tribunales para ejercer las acciones de dominio correspondientes.

Y, en caso de que no haya oposición, el Notario levantara acta accediendo a la pretensión del solicitante, remitiéndola al Registrador para que practique la inmatriculación solicitada. El Registrador procederá a extender la inscripción del derecho de propiedad, cuyos efectos se retrotraerán a la fecha de presentación del acta inicial remitida por el Notario.



¡Picón abogados su despacho de abogados en Barcelona de confianza!

Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

©1992-2020 Picón Abogados - Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho.

logo-footer

Síguenos en:

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.