El convenio regulador

DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

EL CONVENIO REGULADOR

El Convenio regulador es el documentos estrella en un divorcio de mutuo acuerdo. Es unos documentos muy importantes y debe prestarse mucha atención a los aspectos recogidos en el mismo.

Como dijimos al hablar sobre el divorcio de mutuo acuerdo, el proceso de divorcio de mutuo acuerdo es como hacer un traje a medida, siendo el Convenio Regulados ese traje.

El convenio regulador lo podemos definir como aquel documento que recoge los acuerdos alcanzados por los cónyuges o miembros de la pareja sobre aquellos aspectos personales y patrimoniales que deberán regir tras el divorcio, separación o cese de la relación de convivencia.

En el caso de Cataluña, el Convenio Regulador debe incorporar el llamado Plan de Parentalidad, estableciéndose por ley un contenido mínimo. Es obligatorio presentar el Plan de Parentalidad tanto en el proceso de mutuo acuerdo como en el contencioso.

El Código Civil Español, al contrario del catalán, no prevé la figura del Plan de Parentalidad. No obstante, los Convenios Reguladores que se presentan, muchas veces incorporan el contenido de lo que aquí llamamos Plan de Parentalidad, por lo que podría ser que en un futuro hubiera una modificación del Código Civil para incorporar dicha figura.

El Convenio regulador deberá fijar como se ejercerá la Patria Potestad de los hijos, la forma de organizar la guarda y custodia de los hijos, la pensión de alimentos de los hijos y pago de pastos extraordinarios, así como en su caso, si procede, la pensión compensatoria u otras a favor de uno de los cónyuges. Dicho convenio deberá incorporar el Plan de Parentalidad, cuyo contenido mínimo es el siguiente:

  1. El lugar o lugares donde vivirán los hijos habitualmente.

  2. Las tareas de que debe responsabilizarse cada progenitor con relación a las actividades cotidianas de los hijos.

  3. La forma en que deben hacerse los cambios en la guarda

  4. El régimen de relación y comunicación con los hijos.

  5. El régimen de estancias de los hijos con cada uno de los progenitores en períodos de vacaciones y en fechas especialmente señaladas para los hijos, para los progenitores o para su familia.

  6. El tipo de educación y las actividades extraescolares, formativas y de tiempo libre de los hijos.

  7. La forma de cumplir el deber de compartir toda la información sobre la educación, la salud y el bienestar de los hijos.

  8. La forma de tomar las decisiones relativas al cambio de domicilio y otras cuestiones relevantes para los hijos.

Este sería el contenido mínimo del Convenio Regulador. No obstante, como hemos dicho cada Convenio Regulador debe adaptarse a las necesidades de los hijos y de todos los miembros de la familia, por lo que el contenido de dicho documentos puede variar sustancialmente de una familia a otra, incorporando otros aspectos como puede ser la liquidación del régimen económico matrimonial, la división de la cosa común, etc.

Por ello, aunque se trate de un proceso de mutuo acuerdo, es muy importante estar bien asesorados, dedicar un tiempo a negociar el contenido del Convenio Regulador y hacer una redacción completa del mismo para que quede todo bien regulado y no sea necesario acudir cada dos por tres al Juzgado para solventar ciertos problemas que puedan surgir en el tiempo.

¡Picón Abogados somos su despacho de abogados en Barcelona de confianza!


Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

© 1992-2018 PICON ABOGADOS - Tu Bufete de Abogados en Barcelona | Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho

logo-footer

PUEDES SEGUIRNOS EN:                   

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.