PATERNIDAD

 DESCUBRIR QUE NO ERES EL PADRE DE TU HIJO

¿ES INDEMNIZABLE?


Ocultación de paternidad
¿Procede devolución pensiones alimentos?
¿Daño moral indemnizable? 

 La Sala Primera, de lo Civil, del Tribunal Supremo en fecha 13 de noviembre de 2018 se ha pronunciado sobre si la ocultación de la paternidad puede ser indemnizable como daño moral.


SUPUESTO DE HECHO

paternidad

El caso examinado por el Alto Tribunal se trata de un matrimonio que tuvieron tres hijos durante la vigencia del matrimonio. En el año 2001 los cónyuges se separaron legamente, y posteriormente, en el año 2009 se divorciaron.

Tras un proceso de filiación, se declaró que el exesposo no era el padre biológico de uno de los 3 hijos que había venido considerando suyo.

Ante tal descubrimiento, el exesposo interpuso una demanda contra su exesposa reclamando, de un lado, una indemnización de 70.000 € por los daños morales ocasionados por la ocultación de la verdadera paternidad del hijo, y por otro lado, reclama la devolución de las pensiones alimenticias fijadas en la sentencia de divorcio.


CRONOLOGIA JUDICIAL

En Primera Instancia se desestimó la demanda al considerar el Juez que la acción ejercida había prescrito al haber transcurrido más de un año desde que descubrió que no era el padre del que hasta ese momento había considerado como su hijo.

En Segunda Instancia se estimó parcialmente el recurso interpuesto por el exesposo, se entendió que no había prescripción porque el plazo de un año debía computarse desde la firmeza de la sentencia de filiación y se condenó a la madre a la devolución de las pensiones alimenticias abonadas por el padre desde el año 2001 así como se estableció una indemnización por daño moral por un importe de 15.000 euros al entender que se había producido una ocultación dolosa al marido con el propósito de beneficiarse de las pensiones de alimentos.

Finalmente, el caso llega al Alto Tribunal, dictándose sentencia en fecha 13 de noviembre de 2018, en la que estima el recurso de casación interpuesto por la exesposa.

  • Las pensiones alimenticias abonadas no pueden devolverse

El Tribunal Supremo ya se había pronunciado en otros casos parecidos sobre si era procedente la devolución de las pensiones de alimentos. En este caso, al igual que los anteriores, el Alto Tribunal niega la procedencia de la devolución.

El Tribunal Supremo afirma que el derecho a los alimentos del hijo existía por el hecho de haber nacido dentro del matrimonio, y, como consecuencia de esa apariencia de paternidad, el padre cumplió con su obligación de abonar las pensiones alimenticias, velar por el niño, tenerlo en su compañía, educarlo y formarlo.

El Tribunal dice que el pago de la pensión se hizo a consecuencia de una obligación legal impuesta y que fue efectiva hasta que se destruyó la realidad biológica con la sentencia dictada en el proceso de filiación.

No puede solicitarse la devolución por el hecho de que no coincida la  paternidad real, basada en la realidad biológica, con la formal. No tiene efectos retroactivos.

  • Si hay daño moral, pero no es indemnizable

El Tribunal Supremo reconoce que la discusión sobre si procede o no una indemnización por el daño moral es una cuestión de mucha complejidad y de actualidad en el derecho de familia.

El Alto Tribunal no niega que la ocultación de la paternidad real de un hijo sea susceptible de causar un daño moral. No obstante, entiende que el daño moral por infidelidad y ocultación no puede ser indemnizable económicamente, no estando contemplado, sino que lo que contempla la Ley ante estas situaciones es separación y divorcio, cosa que ya se ha hecho en el caso analizado.

 

 

 

Valora nuestro contenido:
Escribe un comentario

*

Tu correo electrónico no se publicará.

© 1992-2018 PICON ABOGADOS - Tu Bufete de Abogados en Barcelona | Te ayudaremos a resolver tus problemas relacionados con el derecho

logo-footer

PUEDES SEGUIRNOS EN:                   

¿Quiere estar al día?

Déjenos su email para estar al día de todos los aspectos relevantes hoy en día sobre el DERECHO. Enviándonos su email, acepta nuestra Política de Privacidad. Sus datos, con nosotros, están protegidos. 

 

¡Muchas gracias por tu suscripción! Le informaremos una vez al mes de las últimas novedades jurídicas.